CULTURA

Dónde admirar algunas de las estatuas más bellas de la Antigüedad

Algunas estatuas son verdaderas obras maestras, testimonios históricos del pasado del continente europeo donde florecieron las civilizaciones clásicas.

Estas estatuas son admiradas en todo el mundo por su belleza, por la fiel reproducción de detalles reales y por su grandiosidad: muchas de ellas, de hecho, superan los dos metros de altura precisamente para conferirles mayor majestuosidad.

Aquí podrá admirar algunas de las estatuas clásicas más bellas de la Antigüedad, desde el mundo griego hasta el romano.

Wikimedia Commons, Getty Images
Dónde admirar estas magníficas estatuas de la Antigüedad
Algunas estatuas son verdaderas obras maestras, testimonios históricos del pasado del continente europeo donde florecieron las civilizaciones clásicas. Estas estatuas son admiradas en todo el mundo por su belleza, su fiel reproducción de los detalles reales y su grandiosidad: muchas de ellas, de hecho, superan los dos metros de altura precisamente para darles mayor majestuosidad. Aquí podrá admirar algunas de las estatuas clásicas más bellas de la Antigüedad, desde el mundo griego hasta el romano.
Getty Images
Venus de Milo (130 a.C.): Museo del Louvre, París
La Venus de Milo es una escultura de mármol de 202 cm de altura. Según una inscripción en la base, que se ha perdido, se cree que es obra de Alejandro de Antioquía. La estatua se encontró rota en dos partes en las tierras de un granjero de la isla griega de Milos en 1820. Algunos estudiosos creen que la persona retratada no es Afrodita (Venus para los romanos), ya que no presentaría rasgos característicos que permitieran una correspondencia segura con la diosa del amor.
Merulana, Wikimedia Commons
Estatua ecuestre de Marco Aurelio (176-180 d.C.): Museos Capitolinos, Roma
Esta impresionante escultura de bronce representa al emperador, filósofo y escritor romano Marco Aurelio. Se desconoce el autor de la obra. El valor histórico-artístico de la estatua es muy alto, ya que casi todas las estatuas de bronce de la Antigüedad se fundieron tras el colapso del Imperio Romano de Occidente para obtener metal para otros fines. Se cree que la escultura se realizó inmediatamente después de la muerte de Marco Aurelio y su ubicación ha cambiado numerosas veces a lo largo de los siglos.
Xp8888, Wikimedia Commons
Sátiro danzante (siglos IV-II a.C.): Museo del Sátiro Danzante, Mazara del Vallo (Sicilia)
Se desconoce el autor de esta obra de bronce que representa a un sátiro, figura mitológica parecida a la deidad griega Dioniso. La historia de la recuperación de la estatua es increíble: en julio de 1997, un barco pesquero sacó accidentalmente una pata de la escultura de bronce del fondo del Canal de Sicilia. En la noche del 4 al 5 de marzo de 1998, el mismo barco pesquero recuperó de 500 metros de profundidad el resto de la escultura, que aún hoy se conserva en Sicilia.
Wikimedia Commons
Crónida del cabo Artemisio (480-470 a.C.): Museo Arqueológico Nacional de Atenas
La estatua representa una figura masculina probablemente extendida lanzando un rayo o un tridente, por lo que debería representar a Zeus o Poseidón. La obra fue hallada en el fondo marino de la isla griega de Eubea, cerca del pecio de un barco, presumiblemente romano.
Livioandronico2013, Wikimedia Commons
Nike de Samotracia (siglo II a.C.): Museo del Louvre, París
Nike fue esculpida presumiblemente en Rodas en época helenística y su autor es desconocido, pero algunos estudiosos atribuyen la autoría de la estatua a Pitocrito de Rodas. La estructura representa a Nike, la joven diosa alada que simboliza la victoria en el deporte y la guerra.
AlMare, Wikimedia Commons
Bronces de Riace (siglo V a.C.): Museo Nacional de la Magna Grecia, Reggio Calabria
Los mundialmente famosos Bronces de Riace se consideran una de las obras maestras escultóricas más significativas de la época clásica, aunque no disponemos de detalles que permitan atribuirlos con certeza a un escultor concreto. Las estatuas fueron halladas el 16 de agosto de 1972 por un submarinista aficionado a ocho metros de profundidad: el buzo se fijó en el brazo izquierdo de una de las dos estatuas, único detalle que emergía de la arena.
Getty Images
Loba capitolina (490-480 a.C.): Museos Capitolinos, Roma
Inicialmente, la escultura sólo representaba a la legendaria loba que alimentaría a Rómulo y Remo: los gemelos se añadieron más tarde, en el siglo XV d.C.. Esta obra simboliza el mito histórico de la fundación de Roma y es la imagen por excelencia de la ciudad, convirtiéndose en el emblema de la gloriosa historia de los antiguos romanos.
Naples National Archaeological Museum, Wikimedia Commons
Doríforo de Policleto (siglo V a.C.): Museo Arqueológico Nacional de Nápoles
El Doríforo original de Policleto se ha perdido, pero la versión más conocida y admirada es la que se conserva en Nápoles, que, según los estudiosos, representa fielmente la versión original. La estatua representa a un Doríforo, es decir, un portador de lanza, y fue hallada durante unas excavaciones arqueológicas en el Vesubio en 1797.
Lalupa, Wikimedia Commons
Atlas Farnesio (siglo II d.C.): Museo Arqueológico Nacional de Nápoles
La escultura representa al titán Atlas fatigado mientras sostiene sobre sus hombros el globo celeste. La peculiaridad de esta obra es que la esfera celeste está idealmente vista desde el exterior, es decir, con las constelaciones invertidas, en comparación con las representaciones habituales, vistas desde el punto de vista de la Tierra. En la esfera se reconocen el ecuador, los trópicos y los dos círculos boreal y austral. Queda claro por tanto por qué el Atlas Farnesio es una obra fundamental, ya que representa la representación más antigua y una de las más completas de las constelaciones según las nociones de la época clásica.
After Epigonus of Pergamum, Wikimedia Commons
Galata moribunda (230-220 a.C.): Museos Capitolinos, Roma
La obra original era una escultura de bronce atribuida al escultor helenístico Epigono.torque La versión más conocida es la que se conserva en Roma y representa con extremo realismo a un guerrero galo moribundo, semiacostado y con el rostro vuelto hacia abajo. El sujeto presenta los detalles típicos del soldado celta, desde el bigote hasta la larga y espesa cabellera y el ' ', collar típico de la población celta.
After Myron, Wikimedia Commons
Discóbolo de Mirón (455 a.C.): Museo Nacional Romano, Palacio Massimo, Roma
LancellottiLa estatua original, realizada por Mirón, era de bronce, pero posteriormente se reprodujeron varias copias en mármol en época romana: entre ellas, la mejor es la llamada ' ', conservada en Roma.La obra original fue probablemente realizada para la ciudad de Esparta y representaba a un atleta en el acto de lanzar un disco: esta escultura es universalmente aclamada por la fiel reproducción de los detalles anatómicos y la perfección de la descripción del momento previo al lanzamiento, casi como si se tratara de una toma fotográfica.
Emanuele Liali, Wikimedia Commons
Grupo del Laocoonte (siglo I a.C.-siglo I d.C.): Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano
Esta colosal obra escultórica describe un famoso episodio mencionado en la Eneida, a saber, la muerte del vidente y sacerdote troyano Laocoonte. Esta es la historia citada en la Eneida: cuando los griegos llevaron el famoso caballo a Troya, el sacerdote se dio cuenta del engaño y advirtió a sus conciudadanos, pero la diosa Atenea, que estaba del lado de los aqueos, castigó a Laocoonte enviando dos enormes serpientes marinas para aplastar al vidente junto con sus hijos. La estatua es apreciada por la intensidad dramática que transmite a través de la expresión de Laocoonte, que muestra todo su sufrimiento físico y mental. Su cuerpo se retuerce mientras intenta liberarse de las garras de las serpientes.
noticias de los grandes actores de hollywood
25/05/2024
Galerías de arte Colecciones privadas
25/05/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.